Il Flamenco a Milano ├Ę il Mosaico Danza. Corsi, Lezioni, Seminari di Flamenco, Palos Flamenchi, Musica dal Vivo
mosaicoflamenco - il portale italiano del flamenco

4.- LA MONTILLA MONUMENTAL

 Como producto de un pasado histórico, en el que Montilla se convirtió en el lugar habitual de residencia de los Marqueses de Priego y en capital de su señorío perduran construcciones religiosas y civiles, de un periodo cercano a la Reconquista, pero será hacia el siglo XVI y XVII cuando se erijan más templos y conventos.


EDIFICIOS RELIGIOSOS.


 Parroquia de Santiago

Ubicada en la antigua zona del castillo, en el actual barrio de la Escuchuela, su origen se remonta a la primera mitad del siglo XV,  reconstruida en el XVI con los materiales procedentes del derribo del castillo, en el XVII y XVIII es reformada y ampliada, lo que dio lugar a la aparición de numerosas capillas laterales, que combinan elementos renacentistas y barrocos, con su originaria decoración gótico- mudéjar.

Del s. XVIII data la portada y la torre de ladrillo obra del montillano José de Vela (1790) que sustituyó a la anterior realizada por Hernán Ruiz III en 1576.
Fue el único templo parroquial de Montilla hasta finales del siglo XIX.

Su estructura es de tres naves, con arcos apuntados cubiertas por bóvedas de aristas que en la reforma de 1780 sustituyeron a los artesonados primitivos.

Con el paso de los años se añadieron varias capillas, entre las que destacamos la Capilla de Ntra. Sra.  del Rosario (finales del s. XVI), con abundante decoración barroca, hermoso camarín dieciochesco con revestimiento rococó en madera dorada y retablo de Pedro José de los Cobos, la Capilla del Sagrario cuyo altar y reja son obras de Félix Granda, la Capilla de San Juan Bautista, con bello artesonado mudéjar, y retablo obra de Juan de Castillejo el Mozo, destacando las pinturas de Pedro Delgado...... y el gran óleo de “San Francisco Solano en el barrio de las tenerías” obra del pintor D. José Garnelo y Alda.

 En el frontero de la nave derecha, con cúpula decorada de yeserías, retablo del s. XVIII con imagen de Cristo atado a la columna (debida a Juan de Mesa el Mozo, principios del s. XVII)
.
 En el altar mayor destaca el Cristo de Zacatecas, traído de México en 1576 hecho de cañaleja, siguiendo la técnica aborigen.
Completa su atractivo con otras excelentes imágenes: Purísima Concepción de Alonso Matías, San Pedro de Alcántara y San Francisco Solano de Pedro de Mena. La sillería del coro presbiterial (s. XVII), el órgano (s. XVIII) y cuadro del  “Apostolado” del pintor José Garnelo y Alda (conjunto pictórico que nos acompaña en todo el recorrido).

 


 Parroquia de San Sebastián

 Es la más antigua de la ciudad, construida hacia el siglo XIII, parece que se edificó en el solar de una mezquita y de una iglesia visigoda previa, situada en la calle San Sebastián s/n.  En el exterior presenta una fachada triangular con campanario realizada a base de piedra caliza, su estructura interna consta de 3 naves de gruesas columnas con capiteles floreados con cabeceras rectas siguiendo el modelo gótico- mudéjar.


 Parroquia de San Francisco Solano

 Su construcción data de 1681, participó en la obra el artista Melchor de Aguirre. Está levantada sobre el solar de la vivienda en que nació este santo franciscano, evangelizador de Hispanoamérica, fallecido en Lima (1610) natural de la localidad en la calle San Francisco Solano, 18. Fue restaurada por la casa ducal de Medinaceli a finales del siglo XVIII. Presenta una interesante portada, como claustro partido por mitad y separado por arquería de medio punto, al que se adosa por la izquierda una torre chapada de azulejería.
 Es de tres naves y crucero latino, siendo lo más destacado su retablo con exuberante decoración barroca, magnífica obra del artista sevillano dieciochesco Gaspar Lorenzo de los Cobos, que está consagrado a San Francisco Solano. En la nave lateral derecha la capilla de Nuestra Señora de la Aurora, patrona de Montilla, es una talla policromada de la escuela granadina de finales del siglo XVII realzada con piezas en plata repujada, y estandarte de Damián de Castro. Existe una imagen de Santa Brígida, realizada en barro, la más antigua imagen de Montilla. Posee otros retablos y capillas menores, así como una colección de reliquias del Santo Patrón.
 El edificio tiene adosada una torre chapada de azulejería y pináculo realizada en 1910. [Monumento Histórico de Interés Nacional].

 


 Convento e iglesia de Santa Clara

 Comenzado en 1512 por mandato del primer marqués de Priego D. Pedro Fernández de Córdoba para la orden de Franciscanos, el que por hallarse próximo al palacio, donde residiera la familia se dedicó a la advocación de Sta. Clara y se cedió a la rama femenina de la orden al ingresar como religiosa una de las hijas de  D. Pedro Fernández de Córdoba. El edificio se fundó hacia 1525 y en su interior ha conservado toda su primitiva traza; posee una numerosa colección esculturas de niños Jesús de pequeño tamaño realizadas en madera, barro o cera, así como destacadas pinturas y abundantes reliquias. Se trata del conjunto artístico más importante de Montilla.

 La iglesia construida también a comienzos del XVI se atribuye al arquitecto cordobés, Hernán Ruiz  I, la puerta principal está realizada en estilo gótico Flamígero, envuelta en un arco trilobulado en su intradós. Unas pilastras corren paralelas a las jambas, terminando en unos pináculos del más puro estilo gótico. La iglesia de una sola nave cuenta con un presbiterio donde se encaja un retablo de estilo barroco, profusamente ornamentado, que sustituyó a otro anterior de Medina Chirinos (s. XVII) perdido en un incendio. Angel Aroca  destaca del conjunto, “el grupo escultórico de la caja central del  ático. En el que con sentido pictórico y gran teatralidad se representa el momento en que la cruz, con Cristo clavado, es izada en el Gólgota”.  Contrasta con el artesonado mudéjar de la cubierta (realizado con la técnica de par y nudillo). En los laterales existe serie de retablos como el de San José y Santa Ana, obras de Gaspar  Lorenzo de los Cobos, así como el retablo pictórico del Buen Pastor, de Baltasar del Aguila (s. XVI) completan la decoración.  [Monumento Histórico Nacional].

 

 Convento de San Lorenzo

 Surge a comienzos del XVI, como consecuencia de la traslación de franciscanos fuera del primitivo convento, iniciado para ellos en las inmediaciones del palacio marquesal, así se ubicó extramuros de la villa, en la huerta del Adalid. De este edificio tan sólo se conserva la portada plateresca, bastante deteriorada, por la que se accedía al recinto.

 

 Convento e iglesia de San Agustín

 Fundado en 1520 y situado en el Llano de San Agustín, hacia mitad del XVIII es reformado y alzado un nuevo claustro, que es lo único junto con el templo conservado del primitivo edificio; desde 1835 (tras la desamortización de los bines eclesiásticos) pasa a ser el hospital municipal y en la actualidad sigue como tal atendido por Mercedarias.

 La iglesia de sobria fachada fue edificada en el primer tercio del XVIII, posee planta de cruz latina y lo más significativo es el retablo, donde hay una capilla dedicada a Jesús Nazareno, imagen de expresivo dramatismo, realizada hacia 1601 posiblemente por Juan de Mesa.

 Merecen la pena las tallas del Cristo de la Yedra, magnífica talla de la escuela sevillana del siglo XVI, San Antonio del s. XVIII, el Cristo Yacente en urna de caoba del siglo XVII y la Virgen de los Dolores.

 La iglesia está unida a las dependencias conventuales a través de un gran patio central porticado, con arcos de medio punto sostenidos por columnas de mármol rojo con capiteles dóricos.


 Convento e iglesia de Santa Ana

 El convento se erigió sobre una antigua mezquita (primera mitad del XVI) durante la centuria siguiente. Fue construido  en 1594 para franciscanas concepcionistas, ubicado en la calle Santa Ana. A partir de 1630 se realiza la edificación de la iglesia, que presenta tres naves la del medio muy amplia que da lugar a pensar que las laterales son pasillos de acceso, con crucero cubierto por cúpula con yeserías sostenidas por columnas de orden toscano, de jaspe rojo y arcos de medio punto que separan los tres espacios. El retablo Mayor (una de las obras artísticas más importantes de Montilla obra de Blas de Escobar) está presidido por la talla policromada de una Inmaculada barroca obra de Pedro Roldán  y se completa con otras imágenes escultóricas. En la nave del crucero hay que destacar el retablo de la izquierda dedicado a San José, obra de Gaspar Lorenzo de los Cobos. La decoración se remata con otros retablos menores diseminados por los laterales.

 En el coro bajo una talla de Santa Ana de estilo gótico, varias pinturas barrocas y  una talla de la Dolorosa, obra de Duque Cornejo.

 De su aspecto exterior destacan la portada neoclásica y la espadaña.
 

 Iglesia de la Encarnación

 Templo donde estuvo el antiguo colegio de la Compañía de Jesús, fundado en 1552, que data de 1726, aunque no fue concluido hasta la mitad del XX (año 1944). La iglesia, sita en Corredera, 25, presenta una fachada de piedra con dos campanarios son cúpula. En el interior se distribuye en planta de cruz latina con tres naves, rodeada por capillas y tribunas superiores, cuyo retablo está  realizado en madera en su color y está dedicado al Corazón de Jesús policromado de grandes proporciones, atribuido a Félix Granda. En esta iglesia se conserva en una urna labrada, las cenizas de San Juan de Avila, patrón del clero español.
En el extremo izquierdo del crucero se encuentra el moderno panteón con las cenizas de la familia nobiliaria de la Casa de Aguilar (Marquesado de Priego). Recoge este templo otras obras pictóricas de interés, entre ellas la de un ángel atribuida a la escuela de Valdés Leal.


Parroquia de  la Asunción

 Es una obra reciente. Se erigió a partir de 1962 y se inauguró en 1969, aunque su bendición no tuvo lugar hasta 1973. Tiene tres naves con techumbre plana y cabecera semicircular. Vidrieras que se colocan aprovechando la diferencia de altura entre la nave central y las laterales. La fachada principal, presenta una torre.


Iglesia de San Juan de Dios

 La iglesia conservada es de fines del  XVIII, erigida en la zona donde estuvo la antigua ermita de Santa Catalina, hoy, en Puerta de Aguilar, 10. Lo más interesante del edificio es su planta octogonal atribuida a Fray Francisco Alvarez. En el presente se utiliza como Salón Municipal de Exposiciones y de actos culturales.


Iglesia santuario de María Auxiliadora

 Templo perteneciente a la comunidad salesiana de Montilla, cuyo origen se remonta a 1899. Construcción neogótica con amplia nave única, terminada en una cabecera poligonal.
 El retablo mayor es de madera policromada y dorada, datando del 1927, lo mismo que la Virgen titular (María Auxiliadora), del 1900.

 Cristo del Amor. Imagen de tres clavos, de tamaño algo menor que al natural. Se procesiona el Miércoles Santo.

 

Oratorio de San Luis

 Fundada por D. Luis Fernández de Córdoba, marqués de Priego con motivo del nacimiento de su primer hijo en 1655, levantándose adosada en un lateral del palacio, se convirtió durante un periodo en capilla del mismo.
 Es de traza sencilla, con mezcla de elementos barrocos. Ha sido varias veces reformado por la congregación de religiosas, que lo han habitado desde el siglo XIX.


Iglesia de Ntra. Sra.  de las Mercedes

 Templo de los años cincuenta, aunque existió desde el s. XVI una ermita con ese nombre. Presenta nave única que evoca el aspecto de las construcciones del gótico popular. Su fachada aparece coronada por una gran espadaña de dos cuerpos de traza barroca andaluza.
 Retablo neoclásico, pintado a imitación de mármoles policromados. Mención especial merece un Crucificado de tamaño menor al natural del s. XVI. Imagen de la Virgen de la Estrella, típica dolorosa barroca cuyo resplandor de plata debe datarse a finales del s. XVIII (se procesiona el Martes Santo junto con Jesús de la Cena). 
  

Ermita de la Rosa

 Construida en la plaza mayor del pueblo del mismo nombre, su origen se remonta al siglo XVI. Fue costeada con la aportación económica popular.  Sufrió una gran transformación en 1763.

 El edificio es de una sola nave con bóveda de cañón decorada interiormente con leve yesería.  La iglesia posee un coro alto de planta cóncava.  La portada es dieciochesca de jaspe rojo.

En el retablo mayor de estilo rococó en madera policromada se encuentra la imagen de la Virgen de la Rosa, obra del siglo XVIII (1720) de acusado barroquismo. Existe otro retablo (1617) de la Iglesia Jesuita dedicado a San Francisco Javier y otros mártires del Japón.


Ermita de Belén
 
 Construida en 1662 (aunque hay escritos que determinan que se pudo haber existido un siglo antes), tuvo que ser reedificada en los años 1808-1820. El templo posee varios altares y coro alto. La imagen de Ntra. Sra. de Belén es de la segunda mitad del siglo XVII.

Ermita de la Paz

 Situada en la calle San Juan de Dios. Oratorio fundado por los marqueses de Priego en 1547 y en cuya casa vivió san Juan de Ávila, hasta su muerte, en 1569, en ella escribió el santo parte de su obra y preparó numerosos sermones. La iglesia es de planta rectangular con sencillo retablo de decoración barroca.
 

Ermita del Santico

 Situada en la calle Córdoba, fue construida en 1821 merced a la iniciativa de D. Alonso Delgado y costeada por el gremio de curtidores y zapateros.
 Se construyó sobre un humilladero donde San Francisco Solano se detenía para dar comida a los pobres cuando iba a la huerta que su padre poseía.
 Es de pequeñas dimensiones con tejado a dos aguas, espadañas con campana y en el interior planta de salón.


Ermita de San José

 Situada en la calle a la que da nombre, perteneció a la cofradía del gremio de los carpinteros. Edificada durante el primer tercio del siglo XVI, fue ampliada posteriormente en 1703.

 El interior está organizado en dos naves de diferente tamaño, en la mayor hay un retablo de estilo barroco decadente con escenas de la muerte del Santo y a los laterales lienzos con escenas de su vida.

 La fachada se aprecian elementos de aspecto neoclásico.

 

EDIFICIOS CIVILES

Casa de San Juan de Avila

Sita en la calle san Juan de Dios, 10, fue la residencia montillana del santo hasta su muerte en 1569, había sido instituida por los Marqueses de Priego desde 1547, levantada junto a la Ermita de la Paz. La iglesia es de planta rectangular con sencillo retablo de decoración barroca.
El edificio resalta porque conserva su aspecto original del siglo XVI, es de dos cuerpos y con dos patios. Guarda en su interior piezas artísticas de otras iglesias, así como pertenencias del Santo.  [patrón del clero].

 

Casa del Inca Garcilaso de la Vega

 Casa solariega del s. XVI, comprada por D. Alonso de Vargas, en 1557, al cual se dedicó la calle. Esta casa pasaría a su sobrino, el amontillado Gómez Suárez de Figueroa, más conocido como el Inca Garcilaso, que vivió en ella entre los años 1561-1591, período más fecundo de su labor literaria, escribiendo aquí gran parte de sus obras, la “Florida del Inca”, “los comentarios reales” y fechando su traducción de los “Diálogos de Amor” de León el Hebreo.
 El inmueble quedó en olvido, tras la partida del Inca a Córdoba, hasta que fue identificada por el historiador D. Raúl Porras Barrenechea y el montillano D. José Cobos en 1950, fecha en la que la casa pertenecía a D. Francisco de Alvear y Gómez de la Cortina, y quien tras saber de la historia de la casa la cedió al pueblo de Montilla